Averías comunes en la cocina

¿Cómo reparar problemas en las cocinas?

Es común que muchos de los problemas se presenten los cuartos de baño y es por lo que comúnmente se solicitan los servicios de un fontanero, pero resulta que existen problemas que se pueden suscitar en el área de la cocina, y de seguro ameritarán de la atención de un fontanero especializado.

Debido a la utilización en esta parte de la cas, y la cantidad de utensilios usados en esta, es que es más que seguro que el uso de los servicios de fontanería es fundamental. A pesar de que en ocasiones sean problemas que se puedan resolver por las personas que habitan en el hogar, siempre es recomendable concertar una cita con los profesionales. Son los que aseguraran y darán garantías del trabajo.

Problemas más comunes en las cocinas

Uno de los más comunes son las griferías goteando, y para lograr solucionarlo, se debe tener ciertos conocimientos básicos en fontanería, es muy probable que por el uso o el tiempo este se deteriore, así que lo primordial, es realizar las citas debidas con un técnico especialista en el caso, para así asegurar que este pueda ser reparado con prontitud. Se puede adquirir el nuevo dispositivo o simplemente tratar de sustituir las piezas que se encuentren desgastadas.

Otra de las complicaciones podrían ser los filtros de las griferías que se encuentren obstruidos, sobre todo porque el agua contiene enorme cantidades de cal que se van acumulando en el tiempo, y si no se realizan los mantenimientos debidos, estas pueden tenderse a tapar. Para estos casos solo bastara con retirar el filtro que se encuentre y sustituirlo por uno en buen estado.

Y claro está, dependerá del modelo que se esté utilizando, es un trabajo que podrá ser realizado por la misma persona, y ya dependerá del modelo si se llegase a necesitar de la ayuda de un profesional, por lo que de seguro se necesitaran herramientas específicas.

Como problema adicional encontramos los atascos e los desagües y esta es una de las más probables que se susciten, esta avería depende enteramente del cuidado y del mantenimiento que s ele de a la unidad, en donde grandes cantidades de residuos provenientes del desagüe provocan este tipo de problemas, logrando que la tubería se tape y sea imposible que el agua fluya como normalmente lo hace.

Es muy probable que este problema también se de en los baños, sin embargo, es mucho más común en el área de la cocina, lo que tiende a suceder justamente por la gran cantidad de desechos que se encuentran en estas áreas. Ahora bien, el problema puede convertirse en un problema mayor cuando con simples remedios caseros no se pueda solucionar y la atención especializada de un profesional sea primordial.

Procedimientos para desatascar una tubería

En primer lugar se debe mirar en el área que se encuentra por debajo del fregadero, existen distintos modelos pero los más usados son aquellos que se pueden destapar con facilidad y aquellos que son imposibles de hacerlo, para el caso en que sea sencillo el desmontaje solo se trata de desenroscar las piezas que hagan falta y quitar todo lo que se encuentre obstruyendo la conexión,

Ahora, cuando es de las piezas que no son desmontables, lo mejor es retirarla y colocar una que si permita hacerlo, para que si se llegase a presentar de nuevo en el futuro, sea mucho más sencillo de limpiar. Se debe procurar siempre optar por esta opción. Puede suceder que el tasco aun cuando se limpie esta área, siga en curso.

Para estos casos lo mejor es proceder a limpiar la tubería con químicos destinados para ellos, o aplicar algunas recetas caseras que sirven para tales funciones. Y si aún no se logra solucionar, lo ideal es llamar a un fontanero profesional que cuente con las herramientas necesarias para solucionar dichas contrariedades.

El mantenimiento que debe llevar una cocina

Es muy simple cumplir con un mantenimiento sencillo a los dispositivos que tenemos en la cocina, y no solo en este lugar también en los cuartos de baño. Siguiendo una serie de pasos, y estando alerta a ciertas situaciones. Una de ellas son los malos olores que se desprenden de los desagües, esta es una de las primeras señales o amenazas.

Así mismo se debe cuidar que los alimentos que se tiran por los fregaderos al momento de lavar sean depositados en los basureros en vez de estos lugares, de igual manera podemos contar con dispositivos adicionales que ayudan a que estos restos sean desintegrados fácilmente, pero aquellas unidades estándares deben ser mantenidas con el fin de no producir en el futuro posibles atascos. Una forma simple, colocar rejillas en los desagües con el fin de que los alimentos pasen a las tuberías y etas no se acumulen.

De igual manera es posible que la cal que acompaña al agua se vaya acumulando de forma gradual e interrumpa el paso del agua en las griferías, para ello se pueden usar los filtros, o realizar las tareas de limpieza eventualmente.